Secuelas de la embolia pulmonar

En un gran número de casos hay formaciones de trombos en nuestro sistema, pero estos pasan desapercibidos. Por si no lo sabías, si el trombo es de un significativo tamaño suele presentar una sintomatología tal como enrojecimiento de la zona, dolor al tacto, etc… que suele ser cuando se produce en las venas más superficiales, lo cual raramente suele provocar problemas.

El problema es cuando se origina en las venas profundas y de gran tamaño, lo cual puede pasar lo mismo, pasar desapercibido, pero aquí es más raro, hasta disolverse, o “desprenderse” y pasar al sistema circulatorio, y llegar hasta el sistema venoso de nuestros pulmones, originándose una embolia pulmonar.

 

Secuelas de la embolia pulmonar

Hipertensión pulmonar crónica

En el caso de que se repitan numerosos episodios de este tipo de embolia, se puede crear una patología llamada hipertensión pulmonar crónica, la cual origina un estrés demasiado alto en nuestro sistema cardiorespiratorio lo cual puede llegar a ocasionar la muerte si no se trata correctamente en un buen número de casos.

 

secuela embolia pulmonar

 

Síndrome postrombótico

Otra complicación que suele pasar con bastante frecuencia como secuela de una embolia pulmonar es el síndrome postrombótico, con una incidencia de hasta un 40%. Ocurre cuando únicamente se elimina el trombo de manera parcial, obstruyendo por ende de manera crónica uno de los vasos sanguíneos pulmonares, esto origina problemas tales como dolor crónico, cambios en el color de la piel, úlceras en las venas, edemas, respuestas inflamatorias, etc… todo esto son una serie de factores que afectan gravemente a la calidad de vida.

 

Infarto

Otra secuela de la embolia pulmonar, pero no tan frecuente y que ocurre en un reducido número de casos son los infartos de miocardio, esto es debido a que al quedarse afectado severamente el riego sanguíneo al aparato cardiorespiratorio (como se puede ver en la hipertensión pulmonar crónica) es más fácil ser propenso a este tipo de patologías, sobre todo si se padece de otras enfermedades metabólicas tales como la diabetes o la dislipidemia.

Deja tu comentario!